Ambiente preparado – El Baño

En el último post Montessori en Nuestras Vidas, os hice una introducción sobre lo que van a ser los próximos post de Minisalvaje. Para no repetirme hasta la saciedad, os recomiendo que lo leáis antes de meternos en faena. Sobretodo por aclarar nuestra forma de entender esta filosofía y aclarar que no soy experta en Montessori.

La primera estancia que he elegido es el Baño, creo que es la mejor para empezar con “el cambio“. Es la estancia más pequeña y más fácil de adaptar al niño. De hecho, no necesitáis casi nada para que resulte práctico y cómodo para lograr autonomía e independencia.

Rutinas en el baño

Es importante tener claro que el niño realizará las mismas rutinas en el baño que los adultos. Por lo tanto, debe disponer de los mismos espacios y accesorios pero adaptados a él. No vale tener un orinal y listo. Tendrá que poder limpiarse solito, y lavarse las manos después sin necesidad de que tengamos que ayudarle (si no lo necesita, claro).

No voy a dividir las rutinas en franjas de edad porque el ritmo de cada niño es lo único a tener en cuenta. Pero os dejo las rutinas más básicas que pueden realizar desde muy pequeños.

  • Lavarse y secarse las manos.
  • Cepillarse los dientes.
  • Peinarse.
  • Usar el orinal o el Wc.
  • Limpiarse después.
  • Enjabonarse en la ducha.
  • Limpiar su espacio si se ensucia.

Nuestra experiencia

Los niños aprenden a través de la experiencia y de la imitación. Al principio no se lavará bien las manos ni los dientes, pero sólo dejando que practique una y otra vez mejorará. Se mojará la camiseta, llenará el suelo de agua y seguramente no le apetezca nada secarse las manos. Tampoco tendrá prisa en cerrar el grifo y probablemente se quiera lavar las manos 5 veces seguidas. Todo esto es lo normal, así que calma y relax. Ni convienen las prisas, ni mucho menos los gritos o los “ya te las lavo yo que acabamos antes”.

Si se moja la camiseta, le explicamos que hay que cambiarla por otra.

Si cae agua al suelo, como parte de la propia actividad, fregamos el suelo o lo limpiamos con un trapo (entre los dos, no nosotros). Por eso es importante que dispongan de un trapito cerca por si lo necesitan.

El gasto del agua, en mi opinión es algo que debemos controlar nosotros al principio aunque no les dejemos de explicar que el agua es importante no desperdiciarla.

Os dejo el enlace a un video de Lucas lavándose los dientes

También es muy importante que el niño vea la actividad que hay en el baño. Si cerramos la puerta cada vez que entramos a lavarnos los dientes o hacer pipí, el niño no sabe que está pasando ahí detrás. Que vean nuestras rutinas es una manera perfecta para llamar su atención y querer imitar lo que hace papá o mamá.

He dejado para el final de esta sección el tema rutinas. Los niños se sienten mucho más seguros cuando tienen una rutina y saben que va a ocurrir después. La rutinas en la higiene son pequeñas costumbres que se pueden introducir desde muy pequeños y podemos darles un toque divertido.

Algunas ideas

  • Aprender una canción para lavarnos los dientes.
  • Tabla con dibujos o fotografías que marquen el orden de las rutinas.
  • Cuentos relacionados con la higiene personal.

El espacio

Está claro que dependiendo de el espacio del que disponemos en el baño, podremos adaptarlo con más o menos opciones. Pero tranquilos porque incluso el baño más pequeño, tiene solución.

Necesitaremos adaptar:

  • un espacio para lavarse las manos, los dientes, etc. Puede ser el lavabo, el bidet o incluso un espacio exclusivo con un cuenco o bandeja.
  • una zona donde guardar sus accesorios y todo lo que pueda necesitar a su alcance.
  • y el orinal o wc para usarlo con total autonomía.

¿Qué necesito?

Pues como os he dicho anteriormente, pocas cosas. Voy a dividir esta sección en tres partes; zona de servicio, zona de lavamanos y accesorios.

Servicio

  • Orinal – El orinal tiene que ser accesible para el niño. Colocado en un lugar donde él pueda ir solito si lo desea. Cerca del orinal adaptaremos una zona con papel higiénico, toallitas y ropa interior de recambio por si las moscas.
  • WC – Si habéis optado por el adaptador de WC en vez de orinal, la idea es la misma. El adaptador estará fijo en el WC, y si el niño no llega a sentarse solito, colocaremos un escalón para su total autonomía. También adaptaremos una zona con papel, toallitas y ropa interior.

Tened en cuenta que tiene que estar accesible mientras el niño está en casa y despierto, luego se puede guardar si os resulta incómodo.

Lavamanos

  • Lavabo – Si dispones de poco espacio o no hay bidet, adaptar el lavabo es la mejor opción. Unicamente necesitarás una torre de aprendizaje o escalón suficientemente alto y seguro para que llegue al grifo.
  • Bidet – Si dispones de bidet, y no lo usas, es el espacio perfecto para el niño. Lo único que tendrás que colocar son los accesorios necesarios a su altura.
  • Banco lavamanos – No es lo más habitual, pero hay gente que dispone de mucho espacio en el baño y prefiere crear un espacio propio para los peques. Si es tu caso, necesitarás un banco de madera, un cuenco grande que haga de lavamanos y una jarra con agua siempre disponible.

Accesorios

  • Espejo a su altura.
  • Dosificador de jabón o plato para pastilla de jabón.
  • Bote para cepillo de dientes y el cepillo, claro.
  • Toalla
  • Peine
  • Cubo de basura pequeño
  • Y lo que se os ocurra que puede necesitar dependiendo de su edad.

¿Dónde comprarlos?

Pues muy fácil, en San Ikea. Tienen todo lo necesario y a un precio bastante asequible. Si algo me gusta especialmente de esta sección de baño es que no hace falta hacer agujeros, así que si tienes que cambiar la altura o la distribución con la evolución del niño, se despegan y listo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya tenéis por donde empezar. Seguro que disfrutáis muchísimo, sobre todo viendo a vuestros salvajes súper felices de hacer cosas solitos. Ellos encuentran la felicidad en las pequeñas cosas y nosotros lo tenemos que volver a aprender.

Si tenéis cualquier duda, pregunta o recomendación estaré encantada de hablar con vosotr@s. Podéis contactar conmigo aquí mismito.

¡Besitos, Salvajes!